lunes, 27 de abril de 2009

Semana Santa 2009 - Por la Costa da Morte

Después de valorar distintas posibilidades para el viaje de Semana Santa de 2009, al final nos decidimos por hacer una ruta por la Costa da Morte nosotros solos, en lo que sería nuestro primer viaje en solitario por España, sin la compañía de nuestros amigos de los Quijotes. Anteriormente nos plateamos también ir a esquiar a los Alpes, aunque los descartamos por dos razones: muchos kilómetros y nuestro deseo de conocer Galicia, ya que aunque parezca mentira no habíamos estado nunca en esta bonita comunidad autónoma.

La principal fuente de información para preparar el viaje, como casi siempre, ha sido el foro de Acpasion, donde encontramos una fantástica guía para visitar la Costa da Morte, escrita por el forero Acorveira . Hemos seguido casi paso a paso sus recomendaciones y hay que reconocer que es mejor que cualquier guía que podamos comprar.

Salimos de casa el viernes a las ocho y media con la idea de dormir en el área de Astorga, aunque después de un par de horas de viaje, decidimos acortar esta primera etapa, ya que el cansancio acumulado era importante. De la web www.areasac.es habíamos obtenido una relación con todas las áreas de España, siendo una de ellas la de Villalpando , una estación de autobuses de ALSA , donde dejan pernoctar ACs. Llegamos bastante tarde y solo había una camper, y el sitio nos pareció tranquilo y seguro, así que nos quedamos a dormir.

A la mañana siguiente después de desayunar en el bar de la estación reiniciamos el viaje aunque decidimos cambiar la ruta y coger la A-52 dirección Orense, para visitar esta bonita ciudad. Al llegar a Orense nos costó algo encontrar sitio para aparcar y al final lo hicimos en frente de la comisaría de policía , muy cerca de la estación.

Burgas en Ourense


Puente nuevo Ourense






El resto de la mañana lo dedicamos a visitar el centro y comer después en un restaurante recomendado por la guía de Galicia que llevamos : Restaurante Xesteira, un antiguo cine/teatro reconvertido a cafetería – restaurante. Comimos estupendamente y a buen precio.

Después de comer nos dirigimos directamente a Santiago por la nueva autopista de peaje, de modo que llegamos a nuestro destino en muy poco tiempo. Aparcamos en el Auditorio del Campus Norte. (42º53'28''N 8º32'36''O). El parking está a diez minutos andando del centro, y parece muy tranquilo para pasar la noche , aunque nosotros no lo hicimos. Después un buen paseo por el centro de Santiago , visitar la catedral y comprar algunos dulces típicos, volvimos al auto y nos dirigimos al área de Bertamirans para ver si nos gustaba el sitio para pernoctar. El área esta en el parking de un centro comercial y al ser sábado estaba lleno de coches. Como no nos agradaba la idea de esperar hasta las diez a que se vaciara , decidimos probar suerte en el área de Milladoiro, que esta en el parking del polideportivo del pueblo del mismo nombre. Está nos gusto más, había dos autos extranjeras y decidimos pasar la noche allí.

Catedral de Santiago



A la mañana siguientes tomamos rumbo a la Costa da Morte, comenzando por Noia. Aparcamos en el parking del Lidl y dimos una paseo por el centro. Es un bonito pueblo, aunque por ser domingo estaba abarrotado de coches y de gente , lo que nos impidió disfrutar como nos hubiera gustado. Al salir de Noia dirección Muros, es interesante desviarse por la antigua carretera de Ponte Nafonso para ver el puente viejo que cruza el Río Tambre

Iglesia en Noia



Iglesia en Muros



De allí fuimos directamente hasta Muros , comenzado a disfrutar ya de los primeros paisajes y de las primeras playas que no nos dejarían hasta el final del viaje, y que nos ha dejado impresionados.

En Muros aparcamos directamente en el parking del muelle y fuimos a comer al restaurante recomendado en la guía . En este caso se trataba del Restaurante A Esmorga. Comimos bastante bien, aunque en este caso el precio no se puede decir que fuera barato, merece la pena pagar por la calidad de la comida.

Al salir de Muros tenemos dos paradas obligatorias , el Monte Louro y la playa de Ancoradoiro. Para llegar al monte tendremos un par de kilómetros de carretera asfaltada muy estrecha, y podremos disfrutar de unas excelentes vistas y del faro, construido en 1862. En cuanto a la playa de Ancoradoiro, sencillamente decir que es espectacular y que además es un buen sitio para pernoctar ya que en el camino de acceso al camping hay suficiente sitio para aparcar sin problemas.

Vista desde el Monte Louro



Playa de Ancoradorio



Continuamos la ruta dirección Carnota para visitar el famoso y enorme hórreo, al pasar el pueblo hay desvío que te lleva a la playa Boca do Rió, donde hay que hacer parada obligatoria. Ojo hay tener cuidado ya que el camino es estrecho y al final casi no hay sitio para aparcar, así que como te descuides tendrás que salir marcha atrás. Aún así merece la pena intentarlo por disfrutar de esta bonita playa.
Después fuimos directamente al mirador de Ezaro desde donde se puede disfrutar de una espectacular vista de la ensenada de Ézaro y del cabo de Fisterra. Nosotros no nos atrevimos a subir la AC por las empinadas cuestas, así que la dejamos en el parking e intentamos subir andando. Después de un rato y cuando habíamos decidido dar media vuelta por la dureza de la subida , una pareja muy amable se ofreció a subirnos en coche hasta arriba. La vista que hay desde arriba es fantástica, menos mal que no nos fuimos sin verla. En verano , los domingos a las 12h y los sábados por la noche se puede disfrutar de la cascada en la desembocadura del río Xallas, ya que abren la presa.

El famoso Hórreo de Carnota



Playa Boca do Río


Vista desde el Mirador de Ezaro



Continuamos directamente hasta el Cabo Fisterra, pensando en pernoctar en el mismo cabo, aunque nos pareció algo solitario y decidimos bajar al pueblo y hacerlo en el parking del puerto. Pasamos una noche bastante tranquila junto a otra autocaravana.
A la mañana siguiente seguimos la ruta en dirección a la costa para visitar la Playa do Rostro, no me podría imaginar que haya playas salvajes tan espectaculares en la península, después fuimos a la playa de Lires donde para llegar hay que recorrer un par de kilómetros de carretera muy estrecha, pero merece la pena llegar para disfrutar de esta playa. Continuamos en dirección al faro touriñan , punto más occidental de la península ibérica.

Playa do Rostro


Playa de Lires


El siguiente punto en la ruta fue Muxia , donde paramos para comer en un restaurante recomendado en la guia, el mesón Cordobes. Resulta ser un sitio de lo más friki, con una decoración que no soy capaz de describir. La comida mediocre, la verdad es que no lo recomiendo, aunque hay que tener en cuenta que en Muxia tampoco hay muchos restaurantes.
Después de comer tomamos rumbo a Camariñas y al cabo Vilan donde comienza la pista de tierra que llega a Arou y que recorre el paisaje costero más bonito que hemos visto nunca. Son 13 km que permiten disfrutar la Playa do Trece y el Cementerio de los Ingleses. Aquí tenéis más información : http://www.turismocostadamorte.com/ca/upload/des/15-a-SANTAMARINACABOVILANca.pdf

Desde la pista de tierra


Playa do Trece


Cabo Vilan


Muxia


Cabo Touriñan



Al terminar la pista tomamos rumbo a Camelle para ver el mal llamado museo de Man, el alemán que dicen que murió de tristeza por lo del pretige. ¿Que decir? Está en total estado de abandono , y lo de llamarlo museo me parece por lo menos exagerado.

Seguimos dirección Laxe , pasando por la Playa do Traba y por la de Soesto, está última está muy bien, ya que tiene un area recreativa con mesas y columpios para los crios , pero como casi todas las noches en este viaje , la soledad que se respira nos impone respeto y decidimos ir pernoctar a Laxe, donde aparcamos en el parking que hay en el puerto y pasamos buena noche aunque algo ruidosa.

A la mañana siguiente , la peque se levanta con fiebre y tenemos que hacer un tour por los consultorios médicos de la zona , hasta que conseguimos que nos atienda un pediatra en Ponteceso, aunque esto no evita que continuemos el viaje , son las ventajas de llevar la casa a cuestas. Al salir de Ponteceso en dirección a Corme, a unos 2 km hay un desvio que te lleva al Mirador de Balarés donde hay unas antenas de telefonía y se puede disfrutar de una estupenda vista de Ponteceso y la desembocadura del Rio Allones en la ria de Laxe.

La próxima para es Corme donde comemos en el Restaurante Miramar, por 10€ que vale el menu te pones hasta arriba, ya que las raciones son enormes. Desde luego que es recomendable si te gusta comer en cantidad. Con el estómago lleno seguimos hasta el Cabo Roncudo. Tomamos dirección Malpica, pasando por la Playa de Niñons y el Cabo de San Adrian.

Desde el mirador de Balares



Islas Sisargas


Playa de Niñons


Después de Malpica, tomamos directamente dirección A Coruña con la intención de realizar una visita relamampago a la ciudad y pernoctar en el area de AC de la ciudad. Nada más acercanos a la ciudad cogemos los primeros atascos y empezamos a ponernos nerviosos, después de varios días de traqulidad por la Costa da Morte, esto resulta muy fuerte. Para colmo, al llegar al area vemos que se trata de un gran parking solitario, cerca de un garito con terraza y sin ninguna auto para hacernos compañia. Decidimos buscar un camping cercano y dedicar el resto de la tarde a descansar, dejando la visita a La Coruña para otra vez, la verdad es que estamos cansados. Después de un para de llamadas a campings que están cerrados, damos con el Camping Valcobo, que esta en Arteixo , muy cerquita del mar y donde pasamos la noche completamente solos , ya que el camping está vacio. Esa noche dormimos a pierna suelta hasta bien entrada la mañana.

A partir de este punto finalizabamos la visita a la Costa da Morte y nos empezamos a dirigir hacía Asturias, donde habiamos quedado con nuestros amigos Carlos, Eva, Javi y Marimar para hacer un pequeña ruta por el principado y culminar nuestro viaje de semana santa. Habiamos quedado el jueves por la mañana cerca de Cudillero, así que todavía disponiamos de todo el miércoles para hacer alguna visita más a la costa Gallega. En concreto queriamos visitar San Andrés de Teixido, el Cabo de Estaca de Bares y la playa de la Catedrales, donde pensabamos hacer noche. Como siempre el Tomtom nos lleva hacía San Andres de Teixido por un camino vecinal de auténtico infarto, aunque por suerte no nos cruzamos con ningún vehiculo durante diez kilometros. El pueblo es curioso , pero lo que impresiona de verdad son las vistas de los acantilados más altos de Europa.

Después de visitar Estaca de Bares , llegamos a última hora de la tarde al parking de la Playa de la Catedrales, donde aparcamos junto a unas cuantas autos y con intención de pernoctar. La marea estaba alta así que no podemos disfrutar del espéctaculo, pero damos un largo paseo por la costa y nos acostamos pronto con la esperanza de que a la mañana siguiente tengamos marea baja. Cuando nos levantamos , el parking está comenzando a llenarse y nos tememos que no podamos maniobra para salir, así que nos damos prisa en bajar a pasear por la playa y levantar el vuelo dirección Asturias al encuentro de nuestros amigos, aunque eso será otro capitulo del viaje....

San Andrés de Teixido


San Andrés de Teixido desde el Mirador


Playa de las Catedrales


Playa de las Catedrales


Playa de las Catedrales


Desde Estaca de Bares


Desde Estaca de Bares


As Catedrais con la marea baja


As Catedrais con la marea baja