viernes, 5 de abril de 2013

Austria 2011- El viaje de ida


Éste será nuestro primer viaje después de haber vendido nuestra querida autocaravana y  esperamos que nos vaya al menos tan bien como nos ha ido en los muchos viajes a bordo de la "furgona".  Antes de decidir vender la AC ya habíamos  pensado  que nuestro destino veraniego sería Austria así que solo tuvimos que sacar los billetes de avión y reservar un par de apartamentos para alojarnos los diez días que pensábamos estar en este bonito país centroeuropeo.

Aunque en principio teníamos idea de visitar las tres zonas más importantes : Salzburog, Innsbruck y Viena, finalmente decidimos dejar Viena para otra escapada , ya que en diez días no nos daría tiempo a ver todo lo que queríamos. Una vez decididos los destinos comenzamos a buscar los billetes de avión. Descartadas las aerolíneas de bajo coste y como siempre nos ha ido bien con Iberia no tardamos demasiado en reservar los vuelos a Munich a través de la web govolo (928€ los cuatro). El coche los reservamos en autoeurope, donde como siempre tienen los mejores precios, 335€ diez días por un Golf SW. Reservamos dos apartamentos , uno en la zona de Innsbruk y otro cerca de Salzburgo. El de Innsbruck lo reservamos en  booking y resultó ser un sito bastante agradable y regentado por una señora encantadora  que nos servía un gran desayuno todas las mañanas acompañado de la mejor de sus sonrisas. Se trata del Aparthotel Krösbacher en Fulpmes en pleno valle de Stubai y a tiro de piedra de Innsbruck. Nos costo 320€ cuatro noches y el desayuno alrededor de 7€ por cabeza y día.  El segundo alojamiento en la zona de Salzburgo lo elegimos en homelidays basándonos sobre todo en los comentarios elogiosos de todos los viajeros que habían pasado por allí. Es la casa de una simpática y atenta pareja que tienen un par de apartamentos de  dos enormes dormitorios en la parte superior equipados de fábula en el pueblo de Pfarrwerfen y a media hora de autopista de Salzburgo : http://www.homelidays.es/pfarrwerfen/piso-apartamento-73870es1.htm. El precio 355€ por cinco noches. Sin duda repetiríamos en cualquiera de los dos.

Como siempre nos empapamos de toda la información disponible por Internet y teníamos más o menos planificado el viaje y las visitas que nos gustaría hacer.

Día 23/07

Como casi siempre, el horario del vuelo es terrible y tenemos que darnos un buen madrugón para que el único y amable taxista de Daganzo no lleve al aeropuerto. Nuestro vuelo sale a las 07:40 de la T2 con dirección Munich, ya que es el destino donde más baratos se pueden conseguir los vuelos y está muy cerca de Austria. El vuelo transcurre sin contratiempos y al llegar al destino recogemos nuestro coche sin problemas, con la ventaja de que nos ofrecen un coche mayor por el mismo precio, en este caso un Mazda 6 SW con un enorme maletero que aprovecharemos hasta el máximo con el buen montón de maletas que llevamos. Aunque nos hubiese gustado hacer una visitar rápida a Munich, la idea de dejar todas las maletas solas en el coche no nos apetece y decidimos ir directamente a Fulpmes. Como siempre que pasamos de los pirineos , el tiempo es horrible y nos recibe una intensa lluvia. El trayecto hasta el apartamento es todo autopista y cogemos algo de atasco al salir de Munich. Al pasar la frontera con Austria paramos en una gasolinera   y compramos la Vignette para 10 días necesaria para circular por las autopistas austriacas. El precio es de 8€, creo.

Después de un rato y cansados por el madrugón llegamos al hotel y descansamos algo  antes de salir por la tarde para hacer una primera visita a Innsbruck. Algo que no sabíamos  es que la carretera desde Innsbruck hasta el Valle de Stubai es de peaje y hay que pagar un par de euros por trayecto. Hay una alternativa si no queremos pagar, ir por la carretera 182  que es gratis y además permite disfrutar de bonitos paisajes de montaña. Cuando pasamos pudimos ver cómo algunos atrevidos hacen puenting  desde el Europabrucke , puente de 777 metros de longitud y sobre el que transcurre la autopista A13 que une Austria con Italia atravesando los Alpes.

Aparcamos sin problemas en Innsbruck y damos un paseo por el centro, aunque el mal tiempo y el cansancio hacen mella y nos vamos pronto a descansar al apartamento. Aquí podéis ver las fotos de esta primero jornada del viaje.

Atasco saliendo de Munich





El apartamento







Un poquito de Innsbruck